Viena1900. A hombros de gigantes. Filosofía en secundaria.

Publicado originalmente en Viena1900 por José Manuel Campillo

Mi amigo Rafa Robles  me ha enviado el meme que reza en la entrada y me ha pedido que escriba un artículo sobre la cuestión. Cuestión a la que mi amistad no pueda dar más que un “de acuerdo”. Pero me pasa un poco lo que a Violante en el Soneto de Lope de Vega. Ya saben.

Me asusta la tarea, pero no por ello la eludo. Todo lo contrario.
La idea principal que recorre el meme es la de defender la Filosofía ante el posible asedio que va a sufrir por parte de la LOMCE. Un asedio al que su fortificación, compuesta de reflexión, crítica y saber, no puede hacer frente. Al fin y al cabo, debe luchar con sus armas, las de la palabra, contra otras mucho más poderosas, las de la imposición. En estos combates siempre vence la imposición; aunque convence la reflexión. ¿Verdad, Don Miguel?
No voy a defender la Filosofía en Secundaria porque crea que mi gremio está en peligro. No está en peligro, sí en extinción. No sería objetivo si así lo hiciera. Si es la Educación lo que está en juego, no somos relevantes ni yo ni mis compañeros. La Educación es la sociedad, yo no soy más que un individuo.
Vivimos en un mundo en el que la razón instrumental, cogiendo el léxico de la Escuela de Frankfurt, guía y dirige nuestros actos. Las acciones ya no se miden con los criterios de valor, generosidad, honestidad… se miden con otros mucho más simples y prosaicos: coste-beneficio.
La Universidad es válida si es rentable. Los Institutos de Enseñanza Secundaria se mantienen si el número de alumnos permite su viabilidad. Los trabajadores son, también, rentables o no. Las personas interesan. En Twitter no se busca al pensador honesto, sino al que más seguidores tiene. Los criterios y el léxico que utilizamos en la mayoría de nuestras decisiones han devenido materialistas e interesados.
La LOMCE es, sobre todo, instrumental y mercantil. Busca un alumno útil, práctico y rentable. El “plan Bolonia”, del que es hija la LOMCE, también está imbuido de este espíritu. Aunque esto es otra historia.
La Filosofía se nos aparece como el gigante que puede detener este espíritu de “homo economicus” que abandera la Escuela de Chicago y que invade la sociedad. Un nuevo “homo” que nos circunda y avasalla por todas partes. Nuestra resistencia, nuestro alejamiento de él, es la reflexión y un uso adecuado de la razón, no la instrumental, sí la clásica.
La Filosofía, como he dicho antes, es el gigante, pero también tiene sus particulares molinos, que diría nuestro ilustre hidalgo. Unos molinos que no muelen trigo, muelen ideas. Ellos quieren eliminar el trigo de nuestra dieta, no quieren que se les atragante el debate, la reflexión y el pensamiento como forma de ejercer una ciudadanía responsable. Ellos quieren su propio trigo: con buen aspecto exterior y vacío por dentro. Es lo que vende. Y a lo que tienden las sociedades sin reflexión: a la aparición del hombre masa. Al hombre vacuo. Al hombre manejable. Al “homo economicus”.
Por eso, desde aquí, digo no a la LOMCE. Y sí a la FILOSOFÍA. 
Invito a participar en este meme a los siguientes blogs:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s